Yo también me voy. Emigro

Llevo dándole vueltas a esta idea casi dos años. Primero vino la amenaza de crisis, pero como muchos teníamos un trabajo que nos gustaba y con el que nos sentíamos realizados, no nos vimos en la cuerda floja. Luego llegaron los casos cercanos de despido. Amigos, familiares de amigos y, lo peor, familiares directos, muy directos que empezaban a moverse en el desequilibrio del que este país comenzaba a ser preso. Y un buen día te llega a ti el turno, te comunican tu despido y tú, que eres optimista por naturaleza, lo ves como un nuevo punto de partida, como un nuevo horizonte de posibilidades. Van pasando los años y compruebas, que a pesar de intentar ver el vaso medio lleno siempre, no hay oportunidades de trabajo y tu país se está yendo al garete a pasos agigantados. Así que reflexionas y decides salir de tu país para buscar nuevas posibilidades e intentar vislumbrar un futuro mejor.

Lo vas retrasando porque primero te dices a ti misma, “vamos a probar suerte en otra ciudad de España”, porque quizá suene la flauta en tu ciudad o porque no tienes ni idea, mirando en un mapa mundi, de cuál, entre todas las posibilidades del planeta tierra, será el mejor destino para comenzar una vida nueva. “No te vayas a Berlín, que es un nido de españoles y no hay posibilidades ya”, “pues Berlín te va a encantar y yo creo que es tu ciudad”, “vete a Inglaterra, que hay mil españoles y vas a tener más posibilidades”, “Inglaterra no es tan fácil como lo pintan, cuidado”, “Australia es un país de oportunidades”, “yo pasaría de las Antípodas porque es muy difícil conseguirlo”. Y así hasta 10.000 frases hechas con su positivo y su negativo de lo que el inmenso y misterioso extranjero te puede deparar.

Y un buen día lo decides y te lanzas de pleno comprando un billete de avión. Sin saber cuáles van a ser tus posibilidades, pero con muchas ganas, que es lo que siempre te han dicho que hace falta a la hora de comenzar algo. Tú ten objetivos y ponle ganas, que lo demás vendrá rodado. Y comienzas a encontrarte a gente por tu ciudad y te vas dando cuenta de que no eres un caso aislado, “yo también me voy”. Y reflexionas y haces recuento de las muchas veces que has leído el mismo estado de Facebook en los últimos meses. “Yo también me voy” es el nuevo estado de este país. O yo también me fui hace unos meses, los más adelantados, hace unos años. Y el yo también estoy planeándolo todo para irme está en la mayoría de las cabezas de gente más joven y también de gente con más experiencia que no encuentra solución en esta “España, mi querida España, esta España nuestra…”.

Fotografía de Carlos Preil
http://www.flickr.com/photos/carlospreil/

Sigues viendo atónita todos los días medidas sin sentido de un gobierno que intenta enmendar este país a través de miles de mentiras que lo hunden cada vez un poco más. De un gobierno que antepone privilegios para unos pocos y medidas impuestas por la troika a personas con necesidades vitales. Y te da vergüenza y mucha rabia. Y sientes que al irte abandonas la lucha, el activismo, tu porción de energía necesaria para levantarlo poco a poco. Observas a gente como tu amiga Miriam, que ha decidido quedarse y te ha explicado sus motivos. O tu amigo Javi que dice que no piensa ser mano de obra barata de Alemania y que se queda.

Y como ellos muchos y buenos amigos, toda la gente de La Casa Invisible, de IU Málaga, de la Coordinadora de Inmigrantes, la gente del Movimiento 15M y DRY… Colectivos y personas que van a seguir dando mucha caña por aquí. Os llevo dentro en mis pequeños y prudentes pasos futuros, como inspiración de la energía y fuerza que os caracteriza.

 

Esta es mi decisión. Yo también me voy. Emigro. Espero que me sirva en crecimiento, experiencia y aprendizaje. Espero encontrar alguna posibilidad digna que sencillamente me dé para vivir. Espero curar las heridas que se te abren cuando te sientes rechazada en tu país al ir viendo viendo atónita que la cultura o los medios de comunicación, tu terreno profesional, solo tienen estas salidas en España: recortes masivos, precariedad absoluta, despidos improcedentes o censura/manipulación informativa. Pero confío en los compas que continúan dando caña con medios libres y comunitarios como Radio Vallekas u Onda Color.

Esto no es una despedida y aquí no hay tristeza. Solo quiero mandar mucha fuerza y energía a toda la gente que se queda y que está pasando por un momento difícil. A toda mi gente que va a continuar luchando y llenando de aire combativo, de libertad y verdad a este país. A todo ese tejido humano que sigue y seguirá llenando de dignidad a esta España podrida y corrompida por una clase política y financiera que nos ha arrebatado los derechos por los que hemos luchado durante siglos, pero no las ganas de seguir adelante. A los mayores que ya están cansados, pero que van a dar otro apretón y no se van a rendir y a los jóvenes que vienen con un raudal increíble de energía nueva y llena de esperanza. A los que llevan militando y siendo activistas décadas y a los que acaban de empezar porque no están de acuerdo con lo que se les está imponiendo. A mareas verdes, blancas, naranjas, negras… Estudiantes y profesores. Trabajadores y trabajadoras. Madres, padres e hijos. Abuelos y abuelas. A mi generación, supuestamente la mejor formada de nuestra historia. A mis amigos, mis padres, hermano y hermana, tíos y tías, primos y primas y a toda mi familia. Sois mi referente y estoy orgullosísima de todos y todas.

Y que esto no se para, que seguimos en marcha buscándonos las habichuelas, como dicen en mi pueblo, y hacia un mundo mejor para todos y todas.

Fotografía de Virginia Rota
https://www.facebook.com/VVirginiarota/photos_stream
Anuncios

20 comentarios en “Yo también me voy. Emigro

  1. Que buena noticia! Me alegro mucho por ti, nuevas personas, nuevas costumbres, tal vez incluso nuevas lenguas! Que gran oportunidad para aprender, para crecer, para ampliar miras, para ver el mundo desde otro lugar..
    Creo que todo el mundo debería tener la posibilidad de aprender a abrirse camino, a ser un extraño en otro lugar. Todos estaríamos mucho mas sensibilizados con el que está solo, el que viene de fuera, el que no tiene apoyos, el que tiene costumbres diferentes..
    Si de algo me arrepiento en esta vida es de no haber emigrado alguna vez.. y ahora tengo tantas hipotecas y lastres que estoy enganchada a la tierra como un nogal!
    Me das mucha envidia, piensa en mi cuando estes fuera!!!

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Irene! La verdad es que cada uno de nosotros tiene un proceso y un camino y yo pensé que no iba a salir de esta manera, pero las circunstancias así lo requieren. Me voy con mucha ilusión y ganas, aunque os echaré de menos muchísimo. Pensaré en vosotros cuando esté fuera, mucho! Espero que vengáis a visitarme! 🙂 Miles de besos para toda la familia!

      Me gusta

  2. Nuevos proyectos, nuevos caminos, nuevas metas, nuevas personas, nuevos aprendizajes, nuevas experiencias, nuevo aire… Crecimiento personal seguro, nada más por eso vale la pena, aún llenándote de incertidumbre o incluso de miedo, pero nada más por eso, vale la pena. Volverás renovada en todos los aspectos y aquí estaremos los demás esperando a recibir esa brisa de aire nuevo que dejarás al pasar. Sólo te conocí un día, pero fué suficiente para intuirte. Respira lo más profundo que puedas, absorve por cada poro de tu piel y oxigenaté al máximo… Mucha suerte!!!

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Belén! Se lo dije a Arancha y luego a Noelia, es cierto que coincidimos solo un día, pero fue muy intenso y positivo y yo también intuí tu esencia y me encantó! Espero que coincidamos pronto de nuevo! Te deseo todo lo mejor, seguro que lo tendrás! Muchos besos, linda!!

      Me gusta

  3. Ha sido muy bonito leerlo, sobretodo cuando uno esta en sus primeros dias como emigrante. Es exactamente el mismo sentimiento el que me empujo a venir al norte de suecia. Mucho animo y que no te frene nada! (perdon por no poner las tildes pero aun no se como se ponen en este teclado sueco) 😛

    Me gusta

    1. Manolo! Fíjate que pensé que no te habías ido, sino que estabas de ruta con la bicicleta. Madre mía, también pensamos en Suecia, la descartamos por Holanda. Cuéntame qué tal te va, vale? Nos mantenemos informados por Facebook. Te deseo lo mejor del mundo! Ánimos con estos primeros días, semanas como emigrante. En menos de dos semanas yo estaré igual! Ay, qué nervios! Un gran beso!

      Me gusta

      1. jeje, bueno la ruta ha sido en coche, una experiencia increible recorrer europa de punta a punta. De momento estoy muy muy contento y todo me va gustando cada dia mas. Ya veras como te alegras de emigrar 🙂

        Me gusta

  4. Bueno pues yo ya no sé que más se te puede decir….que tengas muchísima suerte, que aprendas un montón de esta nueva experiencia que vas a emprender, que disfrutes de tus nuevas aventuras que seguro serán muchas, y que aproveches al máximo en todos los sentidos de esta oportunidad, ya que nuestro querido país no te la brinda a ti y a tantos como tu que han luchado,trabajado y esforzado tanto, que siempre tienes las puertas abiertas para volver cuando quieras ya que tu familia, incluida “yo” que soy política, te estarán esperando con los brazos abiertos. Un besazo y muchos ánimos!!!!!!

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Eva! Te debo una llamada, ahora mismo te escribo! Este país nos lo está poniendo difícil, pero sé que las personas que os quedáis vais a hacer de este sitio un lugar mejor. Ya sabes, que tienes una casa en Holanda en cuanto me establezca. Tenéis que venir a visitarnos! Un besazo, primica!! Muy grande!!

      Me gusta

  5. Jo! Laura! Yo soy de las que se queda, de las que quiere aguantar… Mi marido y mi hijo me retienen a pesar de que las cosas no son fáciles.
    Te deseo toda la suerte del mundo! Seguro que tu optimismo te dará muy buena energía allá donde vayas…
    Y te mando un beso que te acompañe todo el viaje!
    Mucho ánimo campeona!!

    Me gusta

    1. Gracias, Isabel! Cuánto tiempo! Leí tu post, gracias por mencionar el mío en tu blog. Seguro que las cosas te irán geniales aquí con tu chico y tu pequeño. Lo importante es seguir hacia adelante y no parar nunca, pese a las adversidades! Un abrazo y mil gracias por tus palabras de ánimo!

      Me gusta

  6. Es la primera vez, que leo tu blog… y espero que no sea la última… Directamente a la lista de favoritos. Vivir en un país distinto al de origen es una de las experiencias más grandes que puedes realizar a lo largo de tu vida… No tienes nada que perder y mucho que ganar… Es una apuesta arriesgada y temeraria a veces… pero… merece la pena. Por la propia experiencia… da igual dónde vayas… ya nada será igual cuando vuelvas… Te deseo toda la suerte del mundo 😉 Sigue tu camino, construye tu felicidad… Vive tal como te guía tu estrella 😉

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias por tu comentario y por leer mi blog! Gracias por tus palabras. Es cierto que nada será como antes y que esta, salga como salga, será una experiencia que merece ser vivida. Sólo espero que salga bien! Pero es cierto que aunque dé susto, si no nos lanzamos a nuestros objetivos, nunca descubriremos que podría haber pasado. Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s