Rojo oscuro casi negro, la tendencia del otoño

Ni ciruela, ni mora, ni chocolate, ni vino, ni borgoña, ni cereza… Es más complejo que todo eso, más abstracto, más existencial y delicado, con más matices… O tal vez sea todo eso a la vez. Y, lo más importante, más difícil de encontrar a un precio módico para personas que se interesan por la moda y las tendencias, pero que tienen graves problemas económicos como yo. Cuando hayáis leído esta frase muchos y muchas pensaréis, Laura, ¿qué haces escribiendo sobre estos temas? Pues mira, sí, hay muchas cosas que me gustan y me interesan, y algunas son bastante frívolas como esta.

Creo que es mi primer post de tendencias, no olvidemos que este blog se llama “La sociedad Rueda” y como subtítulo, “las cosas que más me gustan del mundo mundial”. Así que, batiburrillo de asuntos. El caso. Yo veía esos morros oscuros, rozando lo gótico, pero ahondando en lo más hipster del mundo mundial y me decía, ¿esto será un caso aislado o habrá comenzado otra tendencia?

Empecé a buscar mi barra económica hace dos meses, pero he visto publicaciones en portales desde hace unos cinco meses. Se supone que eso se tenía que notar en el mercado, ¿no? Sale una tendencia, las marcas más caras, alta costura, alta cosmética, sacan su propio modelo y unos meses más tarde llega el mainstream, Inditex, Kiko, Bourjois y lo ofrece a un precio más asequible. ¿O no iba así esto? Pues ni rastro de ella, oiga.

Tampoco es que yo me haya matado a buscar, tengo cosas más importantes que hacer como descubrir que ya que nadie me contrata tengo que salir de mi país a hacer otra cosa que no tenga que ver con el periodismo ni la comunicación. Yo creo que por esto nunca escribo de tendencias, porque no puedo evitar tocar otros temas. Pero hace unos minutos acabo de colgar con Radio Vallekas y de hacer crónica de la situación actual reflejada en las redes sociales y necesitaba un chute de frivolidad.

Tiene su rollo old school incluso el color y depende de la marca varía desde el púrpura oscuro hasta el tono más rojo intenso o marrón. Me probé mil colores e hice los cuadros abstractos sobre mi mano probando tonalidades. Pero todo lo que encontraba ascendía a cifras como 33€, 26€… ¡mira esta tiene descuento, 21€! Ni de coña, nenas, cuando digo precaria digo precaria. No daba yo con la tecla en las marcas más barateras o cuando yo lo buscaba no había.

Así que cuando esta mañana cuando estaba en Mercadona después de ver que mi nevera estaba en las últimas y han anunciado desde megafonía, “Atención señores clienteeees, en la sección de droguería y perfumería tenemos artículos rebajados a 1 y 2 euros. No pierdan esta oportunidad. Diademas, horquillas, tratamientos para el cabello… No pierdan esta oportunidaaaaad”. Todo esto abriendo mucho las vocales y con un montón de buen rollo, yo creo que se lo pasan pipa cuando tienen que anunciar alguna oferta. Así que allá que he ido y he encontrado lo que llevo meses buscando. Mi rojo oscuro casi negro perfecto que se acerca al tono bonito que estaba buscando y que solo vale 2,50€.

¿Quién dijo que no se puede ser “moenna” sin perjudicar al bolsillo? ¡¡Vamos al Mercadona, nenas, que si valen eso seguro que es porque quedan pocas!! Así ha quedado el resultado. ¡Ni Yves Saint Laurent ni Chanel, Deliplus, oiga!