El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos

Los amigos malagueños me dirían, “no ve si estás moña últimamente, abe!”. ¿Qué pasa? Una es tela de telettubie, de osa amorosa y sí, sufro de happyflowerismo.

Yo tendría que estar haciendo deberes de la Escuelita, que es hoy a las 16.00 horas, preparando una reunión que tengo ahora a las 11 y escribiendo otros contenidos, pero no he podido resistirme a esta frase que titula este post. Ayer, Carlos del Amor escribía esto es Twitter. Evidentemente yo RT a tope. Una es así, tiene que repartir amor a diestro y siniestro.

Por supuesto, identificáis que se trata de un clásico entre los clásicos del cine, Casablanca. Por muy poco cine antiguo que hayáis visto, ¿quién no ha llorado con esta historia de amor imposible en la que cada vez que la ves rezas para que los protagonistas sigan juntos por siempre jamás? Qué dramáticas son las historias de amor de los directores que han marcado el discurso narrativo de nuestro cine actual. Y casi de nuestra manera de entender las relaciones, ¿no creéis? No estoy yo diciendo que nosotras tengamos que ser siempre femmes fatales con esos pelazos y vosotros galanes misteriosos con esa sonrisa requeteblanqueada. Y ahora os pido un ejercicio de imaginación en el que visualicéis a la persona que os gusta de esta guisa y a vosotros mismos de esta otra.

Por favor, hacedlo alguna vez para reíros mucho. Tanto dramatismo roza la comedia, claro. Pero no es una caricaturización. Justo ayer, antes de una reunión de un grupo de trabajo de un proyecto que tenemos entre manos, mis requetemejores amigas Carmen, Marta y yo estábamos hablando de nuestros chismes. Una de ellas nos contaba el caso de una amiga suya, muy controlada por su familia y por su religión y cultura. Esta amiga confesaba, “vosotros sí que os complicáis la vida de vicio. Tenéis todas las libertades del mundo para “amar” y siempre os coartáis, os cohibís, os censuráis. Os complicáis la vida gratuitamente”. Pues a mí me dio que pensar en esta pose tan de cine clásico con pasiones extremas y celos y todos los ingredientes que un dramón romántico necesita para nutrirse bien y ponernos los pelos de punta y luego llenar unos kleenex de mocos. ¡Qué gustazo de plan de domingo por la tarde!

A ver, que nos perdemos con tanto dramón. Vamos a seguir con este tuit de Carlos del Amor. Evidentemente él se refería a la promo de TVE. Aquí os la dejo para que os emocionéis mucho y os entren ganas de ver toda la colección.

Hay dos lecturas, claro. Lo muy jodidos me mirarán así ¬_¬, como de reojillo y me soltarán alguna fresca del tipo, “estoy mal, sin trabajo y tengo que volver a casa de mis padres”. Lo más soñadores me sacarán de la mano a bailar al más puro estilo 7 novias para 7 hermanos.

¿Cuál es la intención de TVE, además de vender muy bien su ciclo de películas clásicas? No olvidemos que se trata de nuestra televisión pública. No creo que la cosa roce el intento de lobotomización en tiempos de crisis, por mucho que el equipo de gobierno se parezca a los creadores del NODO.

Pero, últimamente digo mucho una frase. Somos humanos, somos orgánicos, nos equivocamos, sufrimos, sentimos. Somos imperfectamente perfectos. Y con la que está cayendo, esta frase de Casablanca que ahora es la promo de este ciclo de TVE es justo lo que necesitamos escuchar para saber que hay esperanza si creemos en nosotros de verdad, si de verdad trabajamos por cambiar el mundo, si luchamos por devolver valores a esta sociedad que está en crisis en muchos más aspectos que el económico. Si abogamos por los derechos fundamentales y dejamos de lado privatizaciones y recortes. Si adoptamos una actitud de defensa de la justicia, de los derechos humanos, de la libertad de opinión y de expresión. O si simplemente nos proponemos ser mejores personas y hacer de nuestra parcelita un espacio más habitable, de ayudar un poco más a los demás y de pensar que SÍ SE PUEDE. Entonces, ya estaréis preparados para entender que por mucho que haya crisis, por muchas catástrofes que nos rodeen, por muchos ladrones disfrazados de banqueros y políticos que nos roben:

El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos

Os dejo una lista colaborativa para que incluyáis vuestras BSO favoritas.

El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos