Retoma tu vida, comparte las plazas

http://vocesconfutura.tumblr.com/Son las 23.33. Hace 5 minutos he estado hablando con un compañero de Acampada Málaga. Yo estoy en Madrid y ellos allí, en Málaga. Mi ciudad hasta hace un mes. Ciudad en la viví el 15M y desde donde participé activamente a través de la comisión de comunicación y prensa. Pero ahora estoy aquí, en Madrid y al mismo tiempo allí, en Málaga. No es ningún lío, es posible. Intento redactar mi TFM, pero la información no para de hacer su aparición estelar. Por facebook, por twitter, por streaming, por sms, por whatsup, por teléfono… La sociedad en red a la que irremediablemente estoy enganchada. Sí, amigos y amigas que me echáis la bronca siempre, lo reconozco desde aquí.

No cabe ninguna duda, las redes sociales son nuestras grandes aliadas en esta sociedad en la que los medios de comunicación están manipulados por las grandes empresas. Los ciudadanos tomamos la voz a través de los 143 caracteres de twitter una y otra vez. Pero a través de las plazas también. No olvidemos que las redes sociales no se reducen solo a la fibra óptica de Internet. El boca a oído es Trending Topic en pleno siglo XXI. Y mientras escribo esto, 70 personas retoman la plaza de la Constitución a tan solo cinco días de las elecciones generales del #20N. Su objetivo, concienciar, informar, debatir, reflexionar… Actividades que deberían ser parte de esta gran puesta en escena plural de la ciudadanía que es la democracia, pero que se esconden ante la pantomima del bipartidismo. Yo no estoy allí y me siento mal por no estar colaborando en estas actividades que mis compañeros y compañeras se han propuesto llevar a cabo durante estos cinco días en el Foro Social. Pero a la vez estoy allí y desde una llamada telefónica me informan de que no tienen en ese momento acceso a Internet para que twittee sus últimas novedades. Un rato antes estaba escuchando y viendo el streaming de un debate de este #retomalaplaza sobre manipulación mediática y comentando e intercambiando opiniones por facebook con otra amiga y compa, Esther, que está en Bruselas.

Media hora después nos ha dado tiempo a compartir por diversos formatos lo que está pasando en la plaza y unos 20 enlaces más muy interesantes. Uno de ellos es la síntesis de los 24 principales partidos que se presentan a las elecciones hechas por compas del Movimiento 15M de todas las ciudades de España, un trabajazo. También un vídeo cuya base es la canción de María Jiménez “Se acabó” en la que se muestran ciudadanos en un montón de plazas pidiendo un cambio. O la página Voces con Futura en la que vemos un sinfín de carteles con mensaje, a cuál más original. Y por supuesto una especie de manifiesto de un periodista indignado con la que no puedo estar más de acuerdo.

Dos llamadas más de Javi para comentar que la plaza está tranquila, que hay unas 70 personas y que la policía se ha sumado desde el coche a visionar la película que están proyectando “The yes men”. “Una de esas películas que te enseña cosas”, me dice mi amigo Franez en la tercera llamada desde la acampada, ya son 100 más 7 tiendas de campaña. Toma ya. Es la 1.30 y no he redactado nada del TFM, no me regañes Villena, pero cada vez tengo más clara la esencia de este y lo que quiero transmitir con él. Lo habéis adivinado, va sobre el 15M. Y es que, siento ser repetitiva, pero hoy 15N, seis meses después del 15M, puedo afirmar, al igual que muchos y muchas, que el movimiento, la spanish revolution me ha cambiado la vida. Que nunca antes había tenido un lazo tan fuerte con gente a la que conozco desde tan poco, pero que sé que van a estar ahí siempre, sintiendo lo mismo que yo. Cosas como que las personas están mucho antes que el dinero. Que en la democracia las personas somos las protagonistas. Que si algo nos escama o no estamos de acuerdo podemos preguntar, opinar y ser críticos. Que toda persona tiene derecho a una vivienda, a un trabajo digno, a una calidad de vida… Cuestiones que iré compartiendo desde esta ventana que es mi sociedad particular, donde el mundo rueda siempre con una banda sonora, con optimismo y con mucho respeto. Ya iremos mejorando esto del diseño y detalles técnicos, pero es que la impaciencia me puede bastante, me temo.

Felices seis meses en este camino donde estamos aprendiendo tanto y lo que nos queda y que es largo por aquello de que “vamos lentos, porque vamos lejos”. Es un must have de esta revolución, tenía que decirlo.